RICHARD ARÉVALO
¿Identidad?

  • Instagram

La exposición ¿Identidad? tiene un carácter discursivo de lenguaje cargado de múltiples elementos sugestivos, el artista Richard Arévalo reconstruye imágenes y recurre al apropiacionismo para provocar fracturas en las interpretaciones tradicionales; propone, no una simple mirada al pasado, sino que, desde la memoria, construye discursos contemporáneos y abre el campo para la reflexión sobre el modo en que las relaciones sociales, religiosas y políticas intervienen en la configuración de la identidad personal y
colectiva, por supuesto que buscando siempre recuperar la dimensión moral implícita en los vínculos sociales.

 

La exploración no es solo sobre el enfoque temático sino también en el uso de materiales siendo frecuente la utilización de elementos extraídos de la cotidianidad, de la cultura popular, de la cultura material; claro ejemplo de esto es la obra “Diablo danzante” personaje constituido a partir de la apropiación y recontextualización de la máscara principal de la danza La diablada, y de un cuerpo formado por unacometa de evidente estatismo que refleja la condición descendida y mundana del protagonista como corolario del siempre insidioso y dualista enigma de la lucha del bien y el mal en la interpretación de la identidad de individuos y comunidades de toda clase y condición a lo largo de la historia. En ese sentido, de los recuerdos aleatorios de la vida cotidiana, el artista extrae el dibujo del esquizoide, icono de la portada de un L.P. de la banda de rock progresivo King Crimson (“rey carmesí”, en referencia a Belcebú, nombre adoptado de la epopeya poética “El paraíso perdido” de Jhon Milton). El esquizoide es el personaje que ilustra perfectamente la canción “21st century schizoid man” que alude a los trastornos de la personalidad producto de la guerra; a través de la recontextualización de esta iconografía el artista explora el psiquismo humano y desarrolla un juego de asociaciones analógicas respecto a las consecuencias de violentas contiendas políticas en Perú y otros lugares del mundo.
 

La obra “Crux” se concibe a partir del debate de la defensa del derecho a la identidad personal, Richard Arévalo evoca testimonios de ciudadanos que denunciaron la desaparición forzada de sus parientes en la época de violencia interna que desangró al país, y re contextualiza la obra “El cristo campesino” de Max Inga (un cristo en una cruz formada por un machete y una pala) trasladándola a un ámbito donde la realidad ha sido trastocada en todos los niveles y estratos de la sociedad de manera que los elementos
constitutivos de la cruz, ahora alcanzan un significado nuevo como indicio o evidencia material forense primordial para reconstruir historias; la identidad del personaje principal permanece ignota, el machete travesaño es el arma homicida, mientras que de manera sugestiva la pala vertical señala lo profundo de la tierra donde las víctimas fueron encubiertas, por su parte, la estola es un elemento de dilación y displicencia clerical.

 

Las siguientes obras como la que muestra una versión innovadora, que lleva al retablo ayacuchano más allá de sus propios límites, o aquella donde el autor se vale de cientos de copias de D.N.I. para configurar diseños de estilo prehispánico, entre otras, resultan especialmente significativas e inciden en la conservación de la memoria histórica y el debate de identidad, esta exposición revela a un artista con la virtud de reactualizar y resignificar lo establecido para estimular y repotenciar nuestra capacidad consciente y crítica.

.